CiberOcio

Toda la actualidad sobre el ocio electrónico de sobremesa

El “E3”, una feria que ilusiona a grandes y pequeños

Posted by ruycid en diciembre 9, 2008

Una vez al año, los jugones de todo el mundo se congregan en Los Ángeles para celebrar el E3, la mayor feria de videojuegos del mundo, donde todas las compañías anuncian las novedades y exponen en vistosos stands sus mejores bazas del año.

Logo de la Electronics Enterteinament Expo

Logo de la Electronics Enterteinament Expo

Este año el E3 no ha defraudado. Pese a las críticas por querer hacerlo a puerta cerrada con la única asistencia de la prensa, el E3 sigue resultando una propuesta espectacular; el pórtico al ensueño de todo incondicional a los videojuegos, una párvula ilusión que germina en los adentros y florece con sus luces de neón reluciendo una satisfacción infantil a veces tímida.
Pero el E3 es eso; una puerta abierta a un futuro de diversión que se distingue sutilmente y que sólo se puede describir con una palabra: Expectación.
Este año Nintendo se ha llevado el gato al agua, su Stand era preciosista y colorido, un trabajo minucioso con ciclópeos bosques de cartón para envolver la maravilla del “Zelda: Twilight Princess”. Juego para el que, por cierto, la cola mínima era de tres horas para probar una demo de quince minutos.
Los stands de Microsoft, aunque algo más discretos, también impresionaban. Sólo arrimarse a la zona del encumbrado “Halo 3” sobrecogía por su atmósfera bélica; deambular entre aquellos pasajes de cartón piedra era como trasportarte a un nuevo mundo post-apocalíptico en el que la épica era oxígeno, estaba en todas partes, un nuevo mundo en el que la atmósfera era un himno heroico sempiterno que te empujaba a una sensación de inmortalidad y firmeza, una sedienta determinación de ser indomable, imprescindible en el mundo; a penas doy con las palabras para describir lo que Microsoft logró en el Stand de Bunguie con apenas unos cartones y una orquestada banda sonora.
Sony, por el contrario, se decidió por un estilo más austero, si bien todas sus novedades (Little Big Planet, Metal Gear Solid 4, Killzone 2) estaban presentes en la feria, ninguna destacaba realmente por presentar una ambientación soberbia, no existían reclamos visuales sino que todo pasaba por una frugal y templada presentación, un papel de regalo muy descafeinado para unas joyas que brillaban más allá de la opacidad de sus muestrarios.
Y es que, sin ir más lejos, Killzone 2, es, sencillamente, espectacular. Definir el trabajo que Guerrilla está desarrollando con el apoyo de Sony es poco más que injusto; pocas veces el dicho de “una imagen vale más que mil palabras” adquiere una consistencia tan real, pero es ver para creer. Sin embargo, y discúlpenme esta fe un tanto herética, aun desconfío de los scripts y de un juego que pese a mostrar muchos elementos en pantalla, no deja de trascurrir en espacios cerrados. Démosle tiempo al tiempo, y cultivemos nuestra ilusión pero sin desmerecer a nuestra prudencia.
En lo que respecta a las famosas conferencias; la otra cara del E3 (la menos dinámica y, obviamente, entretenida), ninguna de las compañías (Ni Microsoft, ni Nintendo ni Sony) anunciaron importantes novedades. Todas ellas presentaron videos de juegos que ya habían sido anunciados previamente, y la única novedad fue el curioso periférico que acompañará a la Wii hasta el fin de sus días; el Wiifit. Con este curioso aparato, podremos interactuar de forma directa con nuestros pies, de modo que, tal y como demostró Nintendo en su conferencia; podremos simular que esquiamos, podemos hacer tablas de aerobic o incluso jugar al futbol con el único movimiento de nuestras piernas.
Así pues, las conferencias, salvo por el mencionado Wiifit, se convirtieron en una indeseada ducha de agua fría que nos despertó a todos de una ensoñación utópica; un sumidero sombrío en medio de un tupido bosque de optimismo.
Pero no perdamos la esperanza, pese a que no se mostró nada de joyas del calibre de Final Fantasy XIII, Parasite Eve 3, o lo nuevo de Capcom (Resident Evil 5), dejamos el E3 con un gran sabor de boca; un gusto dulce de paladar exquisito aliñado con una pizca de incertidumbre, que lo convierte, si bien no en un plato gourmet, en un exquisito banquete cuyo aroma empieza a disfrutarse entre el plantel actual de los grandes platos. Estamos de suerte: Esta generación quiere hacer historia.

Las colas del E3

Las colas del E3

Enlaces de interés:
Feria Tokio Game Show
Feria dela Games Convention
Cierre al público del E3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: